Mufla


Una mufla es un horno destinado normalmente para la cocción de materiales cerámicos y para la fundición de metales a través de la energía térmica. Dentro del laboratorio un horno mufla se utiliza para calcinación de sustancias, secado de sustancias, fundición y procesos de control.

Una mufla es una cámara cerrada construida con materiales refractarios. Se compone de una puerta por la que se accede al interior de la cámara de cocción, en la que existe un pequeño orificio de observación. En el techo del horno se ubica un agujero por donde salen los gases de la cámara. Las paredes del horno mufla están hechas de placas de materiales térmicos y aislantes.

Este horno es utilizado cuando se requiere alcanzar temperaturas mayores a 200 °C. Es necesario mencionar que dentro del horno de mufla solamente puede utilizarse materiales de laboratorio refractarios (Por ejemplo : Un crisol de porcelana) , debido a las altas temperaturas que el horno puede alcanzar (1200 °C).

Existen dos tipos de hornos muflas, eléctricas y a combustible basadas en diferentes principios, pero ambas compuestas por un gabinete interno, gabinete externo, panel de control, contrapuerta y controladores de temperatura.

Partes de la mufla

Cámara Interna de Mufla

El Horno Mufla para laboratorio está constituida por diferentes partes. Entre las cuales cabe destacar:

Cámara Interna

La cámara interna que está construida en material refractario compuesto de alúmina y sílice, lo cual hace bastante resistente a las altas temperaturas de trabajo. En éste mismo material está construida la puerta. Por la misma se accede al interior de la cámara de cocción.

En la parte superior de la mufla está ubicado un agujero por donde se puede realizar la verificación de temperatura. Ésta verificación se hace con un termómetro externo. Adicionalmente sirve como desfogue para la salida de gases de la cámara interna.

Dentro de la cámara interna de la mufla, se encuentran:

  • Elementos Calefactores: Estos son los encargados de suministrar la fuente de calor en el interior de la mufla.
  • Termocupla: O sensor, el cual envía una señal eléctrica al control para indicarle al mismo a qué temperatura se encuentra la cámara interna de la mufla.

Panel de Control

  • Temporizador:  Sirve para establecer un tiempo de trabajo de la mufla. Es decir, el equipo estará funcionando por un lapso de tiempo que se le haya programado. 
  • Control de Temperatura: Permite manejar y establecer la temperatura a la que trabajará la mufla. 
  • Interruptor de seguridad: De acuerdo al fabricante, las  muflas para laboratorio pueden venir provistas un Interruptor de seguridad en la puerta. El trabajo de éste interruptor es el  de cortar el suministro eléctrico. Esto se hace para minimizar la exposición a altas temperaturas al operario del laboratorio al manipular la mufla. Además de generar un consumo innecesario de energía eléctrica.

Tipos de Muflas

Usualmente se puede encontrar en el mercado dos tipos de muflas. Las muflas que son alimentadas por combustible y las muflas eléctricas.

Mufla de Combustibles: Este tipo de muflas son utilizadas en aplicaciones que requieran temperaturas superiores a los 1200°C. Usualmente su fuente de calor está suministrada por gas propano o natural. Ésta fuente de calor debe ir separada totalmente de la cámara de cocción. De esta manera la muestra a tratar no podrá ser contaminada por los gases de combustión. Este tipo de mufla usualmente es de gran tamaño.

Mufla Eléctrica: La mufla eléctrica es usada en procesos que requieran un máximo de 1200°C. Además son las de uso más frecuente en el laboratorio. Por lo general son más pequeñas en cuanto a capacidad y tamaño se refiere. Se pueden alimentar tanto a 110 VAC como 220 VAC.




También te puede Interesar