Cadmio


El cadmio es un elemento químico de número atómico 48 situado en el grupo 12 de la tabla periódica de los elementos. Su símbolo es Cd. Es un metal pesado, blando, blanco azulado, relativamente poco abundante. Es uno de los metales más tóxicos. Normalmente se encuentra en menas de cinc y se emplea especialmente en pilas.

Su estado de oxidación más común es el +2. Puede presentar el estado de oxidación +1, pero es muy inestable.

No se encuentra en la naturaleza en estado puro sino que por afinidad química  está asociado con metales como el zinc, el plomo y el cobre.

Asociado a la contaminación ambiental e industrial, es uno de los mayores tóxicos , ya que reúne las cuatro características básicas más peligrosas de un tóxico:

  • Bioacumulación
  • Persistencia en el ambiente
  • Efectos desfavorables para el hombre y el ambiente
  • Es fácilmente transportable mediante los cursos de agua y el viento

Aplicaciones

  • Se emplea en acumuladores eléctricos de níquel-cadmio recargables.
  • Es componente de aleaciones de bajo punto de fusión. Se emplea en aleaciones de cojinetes, con bajo coeficiente de fricción y gran resistencia a la fatiga.
  • Se utiliza mucho en electrodeposición: recubrimiento de rectificadores y acumuladores.
  • Utilizado en  barras de control del flujo de neutrones en los reactores atómicos.
  • El hidróxido de cadmio se emplea en galvanotecnia y en la fabricación de electrodos negativos de baterías de níquel-cadmio.
  • El óxido de cadmio se usa como catalizador para la hidrogenación y la síntesis de metano. Además, se emplea para fabricación de esmaltes y en sinterización.
  • El cloruro de cadmio se utiliza en galvanotecnia, fotografía y tintorería.
  • El sulfuro de cadmio se utiliza como pigmento amarillo.
  • El estearato de cadmio se emplea para mejorar la estabilidad de materiales de PVC frente a la luz y a los agentes atmosféricos.

Toxicidad

  • El cadmio produce efectos tóxicos en los organismos vivos, aun en concentraciones muy pequeñas.
  • Es el conjunto de fenómenos que experimenta el cadmio desde su entrada en el organismo hasta su eliminación.
  • El cadmio se puede absorber por tres vías diferentes; oral, respiratoria o dérmica. Sin embargo la exposición dérmica es relativamente insignificante, es la absorción tras la vía inhalatoria y oral las de mayor interés
  • La inhalación representa una importante vía de entrada de este metal, y la absorción de este metal es mayor si el organismo presenta una deficiencia de hierro calcio y zinc.
  • Una vez es absorbido por los pulmones o por el tracto intestinal el cadmio es transportado por la sangre a otras partes del cuerpo, concentrándose principalmente en el  hígado y el riñón. La acumulación de Cd en riñón e hígado depende de la intensidad, del tiempo de exposición y del estado óptimo de la función de excreción renal
  • El cadmio se excreta de manera escasa y muy lenta, esto explica la larga vida biológica de este elemento.
  • El cadmio es uno de los metales tóxicos emitidos al medio ambiente que más tiende a acumularse en los alimentos. 
  • Los efectos de la toxicidad por Cd dependen del tipo de exposición, ya sea a través de la inhalación de aire contaminado (particularmente cerca de fundidoras, incineradoras o procedente del humo del cigarro) , consumo de alimentos y aguas contaminadas. En fumadores, se ha encontrado que la concentración de Cd en la sangre es de 1-4 µg/l, un valor de cuatro a cinco a veces más alto que en los no fumadores.




También te puede Interesar